Comunicado RFET

    7105

    La Real Federación Española de Taekwondo, ante las diferentes informaciones aparecidas en los medios de comunicación referentes a su presidente y a otros miembros, quiere expresar la falsedad de las mismas.

    En primer lugar, señalar de forma contundente que Jesús Castellanos, presidente de la Federación, nunca se ha quedado con dinero procedente de subvenciones. Dicha afirmación es rotundamente falsa y una falta irreparable hacia su persona y al resto de los miembros señalados en diferentes informaciones.

    De igual forma, la RFET nunca ha realizado facturas falsas para desviar lo que recibía por organizar los campeonatos en Marina D´Or. La Federación siempre firma un convenio con la citada empresa que, dependiendo de la importancia del campeonato, colabora o patrocina el mismo con una cantidad económica. Y, lo que es más importante, esa cantidad siempre se ingresa mediante transferencia bancaria en la cuenta de la propia Federación, por lo que no se desvía como afirmaban diversas informaciones.

    Por otra parte, la RFET nunca ha cobrado cantidad alguna por homologar torneos. Y, por lo tanto, es totalmente falso que haya quedado fuera de los apuntes contables federativos o que haya ido a parar a cargos de confianza del presidente.

    Sobre las acusaciones vertidas de forma interesada, sobre el traslado a Alicante de la sede la Federación, conviene recordar que la decisión fue aprobada por la Junta Directiva y por la Asamblea General.

    Por último, desde el máximo respeto a la investigación en curso, y dado que no existe condena, ni siquiera en estos momentos imputación para persona alguna, desde la Federación solicitan que se respete la presunción de inocencia de una persona que, desde que accedió al cargo en 2005, ha conseguido sanear una deuda cercana al millón de euros y conseguido un superávit de 122.000 euros, como consta en la información trasladada al Consejero Superior de Deportes. Además, señalar que desde la Federación, ante los últimos acontecimientos, han mantenido la máxima colaboración con la UDEF y la administración de justicia.

    Desde la Federación consideran que esta denuncia se originó de forma interesada por una persona cuya credibilidad queda en entredicho tanto por sus actuaciones como por las reclamaciones presentadas y siempre desestimadas ante el CSD.

    El taekwondo es un deporte modesto que, en los últimos tiempos, ha conseguido importantes logros, como las medallas en los Juegos Olímpicos de Londres, por ese motivo lamentan que algunas personas intenten desacreditar el trabajo de la federación por motivos personales.

    Jesús Castellano, como también ha sucedido con la RFET, entró en la Federación Valenciana cuando ésta tenía déficit presupuestario y dejó el cargo con las cuentas saneadas y con superávit.

    Respecto al sueldo del presidente, que según el denunciante se sitúa en los 100.000 euros, hay que señalar que Jesús Castellanos cobra 3.200 euros al mes, cantidad aprobada por la asamblea de forma anual, según marca la normativa fijada por el CSD, por lo que queda en evidencia, una vez más, la falta de rigor del denunciante.

    La Federación Española es una de las más participativas en los diferentes campeonatos internacionales. Hay que señalar, que está sujeta a las directrices del CSD y, por ese motivo, las subvenciones deben ir destinadas principalmente a la alta competición. Pese a ello, y pese al millón de euros de déficit que dejaron los anteriores gestores, durante la presidencia de Jesús Castellanos, se ha participado en innumerables torneos internacionales sufragados todos por las subvenciones del CSD y por recursos propios de la federación.

    Sobre los hoteles de cinco estrellas, resulta ridículo tener que desmentir este extremo, ya que desde la Federación nunca se han reservado este tipo de establecimientos. De hecho, siempre se han buscado las opciones más asequibles y desde luego, los gastos de representación bajo el mandato de este presidente son inferiores a los realizados en otros periodos, precisamente por la decisión de trasladar la sede a Alicante, lo que ha ahorrado numerosas pernoctaciones del presidente.

    En lo referente a las supuestas manipulaciones de las cuentas para mejorar el plan de viabilidad, recordamos que el Consejo Superior de Deportes ya auditó las cuentas y comprobó que no existen irregularidades.

     

    Print Friendly, PDF & Email